El presidente Mauricio Macri afirmó hoy que el país atravesó “seis tormentas consecutivas” en materia económica en los últimos meses y consideró que para dejar atrás a la crisis hay que “sostener el rumbo y dar previsibilidad”.

A la vez, consideró que el presidente del Banco Central, Luis Caputo, “sabe” de lo que habla cuando dice que la salida de la recesión será “lenta”.

En conferencia de prensa en Mendoza, donde se mostró junto al gobernador y jefe de la UCR, Alfrejo Cornejo, Macri señaló que las “seis tormentas consecutivas” que atravesó la Argentina “en estos últimos nueve meses” desembocaron en la actual situación de crisis.

En ese sentido, consultado acerca de los dichos de Caputo sobre que el proceso para salir de la recesión será “lento y doloroso”, el mandatario nacional afirmó que el presidente del Banco Central “es alguien que sabe”.

“Caputo es alguien que sabe, entonces cuando dice algo está convencido que va a suceder”, evaluó Macri, quien agregó que el presidente de la autoridad monetaria “no ha dicho nada que no estén viviendo los argentinos”.

El jefe de Estado planteó, al respecto, que parte de la salida de la crisis es “sostener el mismo rumbo y dar previsibilidad”.

“Hay que tener cuidado con lo que estamos viviendo. Tres días consecutivos de tranquilidad no significa que las cosas se hayan resuelto. Lo que hay que hacer es actuar en consecuencia con lo que decimos. Hoy estamos avanzando como argentinos para no vivir más de prestado porque gastamos más de lo que tenemos y así no podemos desarrollarnos”, resaltó Macri.

Acompañado también por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el Presidente se refirió al precio del dólar y dijo que no sabe “de dónde salió” la aseveración sobre que debe estar a 40 pesos.

Para el jefe de Estado, “el tipo de cambio” del país “es competitivo” y el próximo año habrá una inflación de un dígito. “Creemos que el tipo de cambio que tenemos es competitivo, nadie ha fijado el rango, no nos fijemos en los números”, expresó.

En tanto, sostuvo que el nuevo impuesto a las exportaciones aplicado por el Gobierno es “pésimo”, pero necesario ante la “emergencia” económica.

“Es un impuesto pésimo, malísimo en términos de lo que queremos, que es fomentar las exportaciones”, indicó Macri, que reiteró que se trata de “una necesidad de emergencia”. Además, estimó que “se va a ir licuando en el tiempo”, ya que se trata de una suma fija por cada dólar correspondiente a exportaciones.

Al hablar de los intentos de saqueo a supermercados de los últimos días, el Presidente aseguró que se registraron “hechos aislados” y por ello responsabilizó a “grupos minoritarios violentos o directamente delincuentes” que aprovechan para “sacar algún beneficio personal”.

A la vez, se refirió a la alianza Cambiemos y dijo que “se ha consolidado”, al tiempo que destacó el “trabajo en conjunto” con la UCR.