La Justicia tinogasteña investiga un incendio intencional provocado en un auto que es propiedad de un gomero que durante el fin de semana ya había sufrido un intento de robo en su negocio.
Aproximadamente a las 2 de la madrugada Washington Andrés Sedán salió a la calle al notar ruidos extraños y se dio con la mala noticia: su automóvil Renault 12 estaba siendo consumido por las llamas.

El incidente ocurrió afuera del domicilio de Sedán, ubicado sobre la avenida Arturo Illia del barrio San Nicolás de Bari o 200 viviendas, como también es conocido. El comerciante intentó sofocar las llamas por sus propios medios al tiempo que alertó a los Bomberos. Sin embargo, los esfuerzos realizados por Sedán y los Bomberos fueron en vano, porque las llamas arrasaron con el automóvil, que quedó prácticamente calcinado.

Según informaron las fuentes consultadas por El Ancasti, el pasado sábado delincuentes habían intentado entrar a la gomería que está situada por la calle Tristán Villafáñez pero Sedán logró ponerlos en fuga. Los maleantes escaparon a bordo de una motocicleta.
Ambos hechos fueron puestos en conocimiento a la Fiscalía de la Quinta Circunscripción Judicial, a cargo de Silvia Álvarez.

Artículo anteriorCapacitaron a docentes y directores sobre el Programa Escuelas Saludables
Artículo siguienteDetenidos por robar rieles en Tinogasta