El vehículo fue recuperado ayer por personal de la comisaría departamental de Tinogasta. Se trata de un Toyota Corolla de color negro que era conducido por una mujer de 45 años, quien fue interceptada en la esquina de las calles 25 de Mayo y Buenos Aires.

Tras una ardua tarea investigativa, el personal interviniente, conjuntamente con sus pares de la División Sustracción Automotores de la Policía de la Provincia, lograron establecer que sobre el rodado obraba un requerimiento judicial desde el día 28 de enero del corriente año, solicitado por la Justicia de la Provincia de Córdoba, por la sustracción del mismo.

Finalmente, la mujer quedó supeditada a la prosecución de la causa, mientras que el vehículo fue puesto a disposición de la Fiscalía de la Quinta Circunscripción Judicial, a cargo de la Dra. Silvia Liliana Álvarez, quien indicó las medidas a seguir.

Artículo anteriorLes cambiaron a su beba por un bebé
Artículo siguienteLucía celebró el Día de la Lealtad en Tucumán