El proyecto de Presupuesto 2019 comenzó a ser tratado en la Cámara de Diputados junto a otras iniciativas económicas, en un debate que estará acompañado por una movilización frente al Congreso. Tras lograr el quórum con lo justo (129 legisladores presentes pasadas las 11.38), el Presidente de la Cámara, Emilio Monzó, inauguró formalmente la sesión que se prevé maratónica.

Este martes el oficialismo logró dictamen de mayoría tras una agitada reunión en la que la iniciativa fue firmada por 28 integrantes de la comisión de Presupuesto y Hacienda: 23 oficialistas, a los que se sumaron el cordobés Martín Llaryora, el entrerriano Juan José Bahillo, el misionero Jorge Franco, la chaqueña Elda Pértile (que suscribió con disidencias) y la santiagueña Norma Abdala de Matarazzo.

Para lograr la media sanción, el oficialismo tiene garantizados 136 votos propios, cerca de 23 del interbloque Argentina Federal (PJ y aliados), los tres diputados del bloque Evolución de Martín Lousteau; una parte del Frente Cívico por Santiago del Estero, y monobloquistas como la cordobesa Adriana Nazario y la neuquina Alma «Chani» Sapag.

En contra, se plantarán el Frente para la Victoria, el Frente Renovador, el flamante interbloque Red por Argentina que encabeza Felipe Solá, el Frente de Izquierda, Unidad Justicialista (San Luis), el monobloquista santafesino Luis Contigiani (Frente Progresista Cívico y Social); sumado a algunos diputados sueltos del bloque Justicialista.

El temario de la sesión también incorpora el tratamiento de los dictámenes del paquete fiscal de revalúo de reforma del régimen impositivo de Bienes Personales, Ganancias de acuerdo al índice de precios y monotributo especial para pequeños productores cañeros y tabacaleros.

Al ingresar al recinto, el jefe del bloque de diputados nacionales del PRO, Nicolás Massot, se manifestó confiado en que el oficialismo tendrá los votos necesarios y destacó la importancia de «poder discutir en un marco de tanta polarización y tener los consensos necesarios para una herramienta tan importante que durante muchos años no se ha discutido con seriedad».

Su compañero de banca Luciano Laspina destacó la necesidad de que el Presupuesto 2019 sea aprobado por el Congreso para «salir de esta situación de emergencia».

En tanto, el diputado del Frente para la Victoria-PJ Axel Kicillof aseguró que el Presupuesto 2019 que la Cámara baja aprobará «contempla un ajuste de 550.000 millones de pesos». «¿Saben cuánto se pagará de intereses de deuda? Se pagarán 600.000 millones de pesos», dijo el legislador para explicar una relación directa entre la baja del gasto primario y el alza de las exigencias financieras.

• Modificaciones al texto original

Durante la reunión de comisión realizada este martes, Laspina pasó en limpio las modificaciones que concedió el oficialismo en acuerdo con un sector de la bancada justicialista, que responde a los gobernadores del PJ.

Por ejemplo, mencionó la inclusión de un fondo de compensación a municipios por un total de 6.500 millones de pesos por la quita de subsidios al transporte urbano de pasajeros.

También la eliminación del artículo que hubiera permitido al Poder Ejecutivo reestructurar deuda pública sin pasar por el Congreso, y la marcha atrás respecto a la decisión que habían tomado de no permitir que beneficiarios de la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM) pudieran al mismo tiempo seguir trabajando y realizando aportes a la seguridad social.

A su vez, el oficialismo volvió sobre sus pasos y mantendrá el beneficio de exención del pago de impuesto a las Ganancias a mutuales y cooperativas.

Y se incluyó un refuerzo presupuestario de 500 millones de pesos para CONICET, otros 500 millones para el INTA y 100 millones para el SEDRONAR, al tiempo que se garantizó la exención definitiva del impuesto a los espumantes.

En tanto que para Secretaría de Cultura se destinarán 500 millones de pesos y se duplicó (de $30 millones a $60 millones) la partida destinada al Plan de Lucha contra la Violencia de Género.

El diputado oficialista Luciano Laspina lideró el debate en la Comisión de Presupuesto.

• Protestas y acampe en las inmediaciones del Congreso

En tanto, militantes de movimientos sociales montaron desde el marte ollas populares y una vigilia frente al Congreso en rechazo al proyecto de Presupuesto, y está prevista una multitudinaria movilización y protesta a la que sumarán numerosos sindicatos e intendentes peronistas bonaerenses.

Miles de personas, en su mayoría provenientes del conurbano bonaerense, se concentraron en el cruce de las avenidas Callao y Rivadavia, en tanto que Hipólito Irigoyen también tuvo que ser cortada al tránsito a causa del acampe.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, cuestionó las protestas en contra del proyecto y subrayó que «no se puede llevar la manifestación como mecanismo de extorsión».

«Todo aquello que salga del marco de la ley e intente generar un cambio real del Estado de derecho hay que denunciarlo inmediatamente», añadió Bullrich.

Las primeras carpas frente al Congreso se instalaron en la tarde del martes.
Artículo anteriorBaratta, ante la Cámara apuntó a los empresarios y reveló datos de las contratistas de los «cuadernos»
Artículo siguienteEnviaron una bomba a la casa de Bill y Hillary Clinton y otra a la oficina de Barack Obama