Un albañil de 24 años, que se encontraba trabajando en un edificio en construcción en el macrocentro salteño, cayó de un séptimo piso a un pozo de agua, lo que habría amortiguado en parte el golpe, informó FM Profesional.

El hecho tuvo lugar en el edificio en construcción, ubicado en Mitre y Arenales.

Aún no fue confirmado si al momento del accidente contaba con los elementos de seguridad necesarios para ese tipo de trabajo.

Artículo anteriorPunto por punto: cuáles son los compromisos del Gobierno con el FMI
Artículo siguienteViento trágico: un niño de 8 años murió en Media Agua tras la caída de una rama