El exboxeador Mario Melo murió este domingo, atragantado por comer medialunas, durante un concurso que se realizaba en Pinamar.

En ese evento, una nena fue salvada por un bombero por la misma causa.

Melo se atragantó ante la mirada del público. Al descomponerse por la falta de oxígeno, especialistas le realizaron tareas de reanimación y luego lo trasladaron al Hospital Municipal de Pinamar, donde se constató su deceso.

Melo fue monarca argentino y sudamericano de los semipesados y los pesados durante la década del ’80.

El Festival de la Medialuna, en el que también hubo presentaciones artísticas, fue organizado por empresarios locales y apoyado por la Municipalidad de esa ciudad de la costa bonaerense.