Según informaron desde la Comisaría 10ª, que socorrió a la menor, el hecho se produjo en el interior del barrio Algarrobo Verde. La nena, de la cual no trascendió la identidad, jugaba mientras comía un caramelo con chicle.

De golpe, quienes la acompañaban notaron que se estaba ahogando y pidieron auxilio. De inmediato, la menor fue trasladada al centro de salud de la zona, donde detectaron que el caramelo estaba obstruyendo su faringe.

Si bien lograron sacárselo, sufrió un paro respiratorio, por lo que decidieron trasladarla al hospital Rawson. Lamentablemente, media hora después, los médicos determinaron que la menor había fallecido.