A las 16:25 del lunes pasado, en el Destacamento Policial Valle Chico, se hizo presente una mujer de 39 años de edad, de apellido Cardozo, al mando de un automóvil Peugeot 307 gris, acompañada por su hijo, un niño de 4 años de edad, manifestando que mientras se encontraba en un domicilio de la calle Nº 9, del complejo habitacional Valle Chico, por causas que se tratan de establecer, el pequeño habría sido mordido en el rostro por un perro de la raza Pitbull.

De inmediato, los policías le brindaron los primeros auxilios y luego lo trasladaron al Hospital Carlos Bravo, donde lo asistieron y luego lo derivaron en una ambulancia del SAME, al Hospital de Niños Eva Perón.

Del hecho tomando intervención Sumariantes del Precinto Judicial Nº 9, quienes labraron las actuaciones de rigor.

Artículo anteriorFinalizo el segundo torneo municipal de fútbol infantil
Artículo siguienteGranizo rompió el parabrisas de un avión en Córdoba