¿Qué es el G20?

El G20 nació en 1999 como una reunión técnica de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales, según se explica en su propia página web. Según la misma, “en plena crisis económica de 2008, se convirtió en lo que es hoy: un espacio clave de discusión y toma de decisiones en el que participan los máximos líderes mundiales y las principales economías”.

Se trata del “principal foro internacional para la cooperación económica, financiera y política”, continúa la página web, que indica que los temas de discusión abordan “los grandes desafíos globales” con el objetivo de “generar políticas públicas que los resuelvan”, añade.

¿Qué países forman parte del G20?

El Grupo de los 20 está compuesto por las principales economías del mundo: la Unión Europea y 19 países más: Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica y Turquía.

Según su página web, en conjunto, sus miembros “representan el 85% del producto bruto global, dos tercios de la población mundial y el 75% del comercio internacional”.

¿Van a las reuniones países que no sean miembros del G20?

Además de España, que es un invitado permanente de las reuniones del G20, la organización explica que todos los años el país que preside el foro también elige otros invitados. Para 2018 Argentina invitó a Chile y Países Bajos.

Asimismo, la organización del foro indica que los países que presiden organizaciones regionales como la Unión Africana, la Nueva Asociación para el Desarrollo de África y la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático son invitados regulares del foro. Este año, estos grupos regionales están representados por Ruanda, Singapur y Senegal, respectivamente. La comunidad del Caribe (CARICOM) también fue invitada por Argentina y está representada por Jamaica, según la web del G20.

¿Cómo trabaja el G20?

El G20 trabaja en reuniones. Hay más de 50 que son potenciadas por grupos de trabajo y discusiones entre los miembros permanentes y los invitados. Las reuniones se celebran durante varios meses y concluyen con la cumbre de líderes, que este año será en noviembre. En este último encuentro los mandatarios “firman una declaración final con la que se comprometen a abordar y colaborar en los temas tratados”, explica la web del G20.

Estos encuentros se hacen a partir de dos canales: el Canal de Finanzas, que encabezan los ministerios de Hacienda y el Banco Central, y el Canal de Sherpas, coordinado por Jefatura de Gabinete de Ministros y del que participan ministerios de distintas áreas. En este último los temas son los diferentes a las finanzas: compromiso político, lucha contra la corrupción, desarrollo, igualdad de género, comercio y energía, etc.

¿Tiene el G20 sede o funcionarios?

No. “Toda la organización y la coordinación logística de las reuniones está a cargo del país que preside el grupo”, indica la web de la organización.

¿Qué implica que Argentina presida el G20?

La organización del foro indica en su web que, como es un encuentro sin organización central, ésta la ejerce el país anfitrión: es el que organiza las reuniones, define la agenda de prioridades a debatir y a quiénes invitar. “Su rol es crítico para la eficacia del foro”, indica el G20.

Así, este año Argentina tiene por objetivo poner el foco del debate en América Latina. “Aprovechar el gran potencial económico de Latinoamérica y el Caribe para avanzar hacia la erradicación de la pobreza”, es su gran prioridad, según se explica en la página web.

El G20 2018 tendrá el trabajo y su futuro como prioridad. Esto implica “pensar en una educación que brinde igualdad de oportunidades; infraestructura para el desarrollo; y un futuro alimentario sostenible”, señala la web.