Al igual que en los primeros días de diciembre de 2018, la petrolera estatal YPF bajó desde ayer por la madrugada los precios de sus combustibles. En Catamarca la disminución fue de un 1,5% promedio, al igual que en las estaciones de todo el país, aunque en algunas regiones llegó al 3,2%. La disminución surge a partir de un monitoreo que la empresa viene realizando en torno a las variables que impactan en el precio final de las naftas y del gasoil, como son los precios internacionales de los combustibles, el valor de los biocombustibles y el tipo de cambio.

En diciembre YPF había bajado el precio de la nafta Súper y de la Infinia, sin embargo en Catamarca subió el gasoil en sus dos versiones. Ahora los precios se modificaron de la siguiente manera: el litro de nafta Súper costaba $41,57 pasó a costar $40,99(1,4% menos); la Infinia de $ 47,15 a $46,49 (-1,4%); el Diesel de $38,61 a $38,39 (-1%) y el Infinia Diesel de $45,08 a $43,99 (-2,4%).

De esta manera la petrolera estatal sigue siendo la más barata en Catamarca y, según estimaban los estacioneros de las distintas banderas que operan a nivel local, hoy o en los próximos días también podría haber disminuciones de precios en el resto de las estaciones para acomodarse a la competencia. Refinor, por ejemplo, venía igualando los precios de YPF.

El precio del barril de petróleo crudo Brent, que se utiliza como referencia en el país, se ubica en un promedio de U$S 55. Eso representa un tercio de pérdida de valor en relación con octubre, cuando estuvo a U$S 81. En la industria argumentan que no pueden disminuir sus valores en un 33% porque el peso argentino se depreció más de un 100% durante 2018. Sin embargo, la estabilización del tipo de cambio contribuyó a estas caídas.


Según ejecutivos de la industria, la disminución podría haber sido mayor si el crudo sigue cayendo y el peso no devaluándose.


Los volúmenes de ventas de naftas disminuyeron durante septiembre, octubre y noviembre. La caída fue de 6% en septiembre, 3% en octubre y 8% en noviembre. Algunos datos preliminares indican que diciembre arrojaría mejores números.


Aunque está atado al dólar y al precio del petróleo crudo, para 2019 se espera mayor competencia en las estaciones de servicio. A YPF, Axion y Shell, que totalizan más del 90% del mercado, se le sumarán Puma, Dapsa y Gulf. Aunque las tres entrantes aún no cuentan con gran cantidad de puntos de venta, prometen políticas de precio muy agresivas, que sorprenderán un segmento habitualmente acostumbrado a los tres grandes jugadores.

En Buenos Aires
El litro de nafta Súper de YPF en la ciudad de Buenos Aires pasó de costar $37,21 (en diciembre había bajado un 1%) a salir $36,99 (lo que supone una reducción del 0,59%), mientras que el litro de Infinia (la marca Premium de la empresa) bajó de $43,35 (en diciembre había bajado un 1,5%) a $42,89 (lo que implica un recorte del 1,06%).


En YPF destacaron que la rebaja absorbe la suba de los impuestos directos y el ajuste en los precios de los biocombustibles registrados en el último mes. El último aumento de los impuestos al dióxido de carbono (IDC) e impuesto sobre los combustibles líquidos (ICL) fue del 14,1%.