Durante el fin de semana se realizó la Noche de Playa, con un operativo policial y sanitario de gran magnitud, lo que dejó  un número importante de intoxicaciones alcohólicas, en su mayoría mujeres.

En dialogó con medios locales, el director del Hospital zonal de Belén, el Dr. Walter Paredes brindó detalles del personal médico que intervino durante la noche del tradicional evento:  “se dispuso de cuatro ambulancias, choferes, enfermeros, cuatro médicos, dos en el lugar del evento y dos más de refuerzo. También reforzamos el hospital con camilleros y choferes”.

“Cubrimos el evento en su totalidad desde que su inicio con ambulancias y personal. Tuvimos bastantes chicos con intoxicación alcohólica, en el lugar montamos una carpa donde se los examinaba, se realizaba la valoración clínica, se lo hidrataba y de seguir en condiciones se quedaban en la tienda de campaña para su recuperación,  y a otros que se les realizaba la valoración y no se recuperaban con las maniobras iníciales, eran trasladados al Hospital” declaró el profesional.

A la vez, confirmó que hubo: “aproximadamente 70 casos de intoxicación etílica, personas de ambos sexos, pero la mayoría eran de sexo femenino. Tuvimos dos casos de traumatismos un masculino y un femenino, ambos expresaban que fueron agredidos”.

Finalmente comentó, que “a pesar  de haber montado  la tienda de campaña en el lugar del evento, a las  4:00, el Hospital Zonal de Belén estaba colapsado”.