Los investigadores descartan que las dos ciudadanas israelíes desaparecidas en Mendoza, de las que no saben nada desde el viernes pasado, hayan pasado a Chile por tierra o por avión.

Una de las primeras medidas tomadas por la justicia fue solicitar información al puesto fronterizo de Libertadores para saber si por allí pasaron en los últimos días las hermanas Pyrhia Sarusi, de 63 años, y Lily Pereg, de 54, quienes hablan en inglés.

También se recabó información a la Dirección General de Migraciones para saber si las mujeres habían tomada algún vuelo al vecino país o bien a otro destino. La respuesta fue negativa.

Otra de las medidas realizadas ayer por la fiscalía de Homicidios -todas las desapariciones de personas son investigadas por Homicidios- fue un riguroso y extenso interrogatorio a  Gil Pereg, hijo de Pirhya Sarusi.

Se trata de un ciudadano israelí radicado en Mendoza que fue la última persona en verlas.

Gil Pereg habría declarado que las vio por última vez cuando subían a un colectivo en La Puntilla, Luján, para volver a Ciudad.

El hombre declaró ayer,  no está detenido pero no se descarta que le vuelvan a tomar declaración.

La denuncia  por Facebook

Fue  Vered Sarusi -hija de una de las desaparecidas- la que dio a conocer la noticia por Facebook a través de la página Missing in Mendoza.

Según la joven, el último contacto que tuvieron con ellas fue el viernes 11 de enero a las 2.30. Desde entonces no volvieron a comunicarse  ni con sus familiares de Israel  ni de Australia.

Las mujeres habían alquilado un departamento en calle España al 1139 de Ciudad.