La víctima fue identificada por la Policía como Romina Elizabeth Ugarte (26),quien se convirtió en la undécima mujer asesinada en un marco de violencia de género en lo que va del año en distintos puntos del país.

El crimen ocurrió este mediodía en una casa de la calle Esteban Echeverría al 2200 del barrio Libertad, una zona de casas bajas, caminos de tierra y descampados de Cañuelas, ubicada a unos 70 kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Fuentes policiales informaron que efectivos de la comisaría 1ra. de Cañuelas fueron alertados a través del 911 de que se producido una detonación de arma de fuego en esa vivienda.

Ante esta denuncia se dirigió al lugar personal policial que estaba apostado a unas cuadras de allí ya que un grupo de personas había intentado usurpar unas tierras y otros vecinos buscaban impedirlo. 

Al arribar, los efectivos encontraron muerta a Ugarte, quien prestaba servicios en el Comando de Patrullas local y, a simple vista, presentaba una herida de bala en el rostro, dijeron los informantes, en el inmueble estaba el novio de la oficial, identificado como Nicolás Fernando Agüero (19) y quien se desempeñaba en la seccional 1ra. de Cañuelas aunque actualmente estaba asignado al Operativo Sol.

En base a las primeras averiguaciones, el muchacho quedó aprehendido como sospechoso de haber matado a su novia durante una discusión que se originó mientras almorzaban juntos.  

A raíz de lo ocurrido, la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia resolvió esta tarde desafectar de sus funciones al sospechoso, que había sido designado como oficial en diciembre pasado.

De acuerdo a los pesquisas, Agüero había entablado hacía poco tiempo su noviazgo con Ugarte, quien había cursado sus estudios en el Instituto Superior de Formación Docente y Técnica 43 de la ciudad de Lobos.

La mujer integraba la Policía bonaerense desde junio de 2014 y también cursaba la carrera de Enfermería.

«Compañera te recibirías este año con nosotros de enfermera, no lo puedo creer», escribió una amiga en la red social Facebook. 

Por otra parte, vecinos de la pareja a medios locales que Agüero aparentemente dijo apenas se escuchó el disparo que se había tratado de un accidente.

Sin embargo, el hecho fue caratulado como «homicidio agravado» y la causa quedó a cargó del fiscal Lisandro Damonte, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada 2 de Cañuelas, perteneciente al Departamento Judicial La Plata.

Las mujeres detrás de las cifras

En la primera quincena de enero ya son once las mujeres asesinadas en el país. Parejas, ex parejas, hijos y hasta padres. Muchos de los femicidas decidieron terminar con su vida tras cometer el crimen.

Apenas 12 horas después del comienzo de 2019, Celeste Castillo, de 27 años, fue asesinada por su pareja, el policía Héctor Montenegro en la casa que compartían en Santiago del Estero. El hombre la asesinó de dos disparos y luego se suicidó.

Una semana después, una nena de 10 años, Joselin Mamani, era asesinada de 32 puñaladasen su casa cuando su mamá había salido a hacer un trámite bancario. Por el crimen hay dos ex parejas de la madre detenidas y la causa está siendo investigada como un femicidio vinculado.

Gisela Romina Varela y Susana Yass fueron asesinadas en Mar del Plata. A Varela la mató su ex pareja de dos disparos en plena calle. El hombre está detenido. En el caso de Susana Yassse sospecha que fue alguien cercano a la familia aunque por el momento no hay sospechosos ni detenidos.

Daiana Moyano volvía de trabajar en colectivo en Córdoba. Se bajó unas paradas antes de su casa sin sospechar que uno de sus vecinos se bajaría con ella. La joven de 24 años murió ahorcada. El hombre está detenido.

Silvia Ricci estaba preparando sus vacaciones a Monte Hermoso con su marido. Estaba conversando con una amiga en la vereda cuando su vecino la mató de seis puñaladas por la espalda. Según los testigos dicen que habían discutido por «unas hojas en la vereda». Juan José Ttito Ojeda, de 34 años, está detenido.

Liliana Loyola tenía 64 años cuando fue prendida fuego por su hijo en San Juan. El joven, está detenido.En Chaco, Valeria Juárez de 32 años fue asesinada a escopetazos por su propio padre que tras el crimen se suicidó con la misma arma.

El país se conmocionó con el femicidio de Agustina Imvinkelried la adolescente de 17 años que fue asesinada en un descampado de Esperanza, Santa Fe. El presunto femicida, Pablo Trionfini se suicidó al ser rodeado por la policía.

En la misma provincia, a dos días del crimen de Agustina, otra mujer fue asesinada. Fue su marido quien confesó haber matado a martillazos a Denise Canalle. El hombre,identificado como Jorge Trossero, está detenido.

El último caso es el de Romina Elizabeth Ugarte.

Con estos datos, se registró un femicidio cada 34 horas en los primeros 16 días del año.