Luego de las intensas jornadas de calor vividas durante la semana, en la madrugada de ayer cayó una tormenta que, si bien trajo el alivio tan esperado por todos, también complicó a algunos sectores de la capital que se vieron privados del servicio de energía eléctrica desde la 1 de la madrugada hasta casi las 7 de la mañana. En la zona sur de la capital al menos 5 viviendas se vieron afectadas por la voladura de sus techos.

También se registraron cortes de energía y voladuras de techo en algunas zonas del interior como Tinogasta, Belén y Ambato.

Desde las redes sociales del sitio Cazadores de Tormentas, especializado en meteorología, definieron a la de anoche como «una de las tormentas más importantes de los últimos años en la capital catamarqueña». En la fotografía, correspondiente al sitio meteorológico, se puede observar la actividad eléctrica que acompañó la llegada del agua al Valle central