El servicio meteorológico anticipó que los estadounidenses padecerán esta semana la ola de frío más intensa “en una generación”. Afirman que estas condiciones extremas, son causadas por una masa de aire helado en rotación conocida como vórtice polar, podrían traer temperaturas de hasta -53 ºC.

Por el brutal descenso de temperatura, se han declarado en emergencia los estados de: Wisconsin, Michigan e Illinois, en el medio oeste, así como Alabama y Misisipi.

Las autoridades del estado de Iowa han pedido a la gente que “evite respirar profundamente y que minimice las conversaciones” si salen a la calle.

Los meteorólogos pronostican que en Chicago, en el estado de Illinois, se sentirá más frío que en el Everest y en Antártida.

Esta ciudad podría experimentar una mínima de -32 ºC, con vientos helados que darían una sensación térmica de -45 ºC, según las autoridades.

“Diría que la intensidad de este aire frío es única en esta última generación”, comentó John Gagan, experto del Servicio Nacional de Meteorología (NWS, por sus siglas en inglés) de EE.UU.

A la vez, advierten que es posible que una persona se congele en menos de 10 minutos si sale al aire libre en circunstancias tan extremas. Se espera que las temperaturas más frías se registren entre el martes y el jueves.