Laura Reales, es una de las 14 personas que estuvieron atrapadas en medio de La Cébila durante más de 14 horas, relató los momentos de tensión e incertidumbre que les tocó vivir en medio de la tormenta e incomunicados.

“Fue una desgracia con suerte” reconoce Laura, a la vez que recordó que “primeramente la lluvia no estaba tan intensa y de un momento a otro todo se complicó y no podíamos pasar”.

Continúo: “cuando quisimos volver a Tinogasta y Fiambalá ya no pudimos pasar y quedamos en medio de dos barrancos”.

“Del otro lado había otra familia que la pasó peor, a ellos casi los lleva la creciente y tuvieron que subir al cerro con la ayuda de una cuerda” manifestó la joven

Ante los continuos y arriesgados intentos por comunicarse con algún familiar para que se enteren que están atrapados, llegaron los rescatistas, pero la ayuda real se produjo 14 horas después cuando desde la provincia de Córdoba, llegaba el helicóptero aportado por la Dirección  Provincial  de aquella provincia.