En la madrugada de este martes se pudo observar la segunda Superluna del 2019, que fue más luminosa y brillante que la vista en enero, en un fenómeno que no se repetirá hasta dentro de siete años.

La segunda Superluna del año se encontró en el punto de su órbita más cercano a la Tierra este martes -a unos 356.761 kilómetros-, se vio un 14% más grande y un 30% más brillante que de costumbre, informó la agencia ANSA.

En la Argentina, como en el resto de América, el punto máximo de la Superluna se vio antes del amanecer, mientras que en Europa, Asia, Oceanía y África, será después del atardecer. 

El astrofísico italiano Gianluca Masi, responsable del Virtual Telescope, dijo que la Superluna no es un término científico “pero tiene el mérito de comunicar de manera eficaz el significado de que la fase de Luna llena está muy cerca del perigeo, o sea, el punto de la órbita lunar que corresponde a la mínima distancia de la Tierra”.

El satélite natural recorre alrededor de la Tierra una órbita muy rápida, en la cual cada mes toca la distancia mínima (perigeo) y aquella máxima (apogeo): la Superluna aparece cada vez que la Luna llena coincide con el horario del perigeo.

“Jamás, durante todo el 2019, tendremos una Luna llena tan cercana a nuestro planeta como ésta”, manifestó el astrólogo.