Banfield no quiso revivir los fantasmas de la Copa Argentina 2018, cuando quedó eliminado en su debut, ante General Lamadrid. Tampoco quiso que le pasara lo mismo que le sucedió a Rosario Central ante el humilde Sol de Mayo de Viedma. Por eso, el equipo dirigido por Hernán Crespo salió súper concentrado y goleó 3-0 a Juventud Unida de Gualeguaychú, equipo que participa del torneo Federal A, por los 32avos de final.

Con mayoría de titulares, el Taladro fue a buscar el partido desde el arranque. Y, tras algún que otro sofocón leve, se puso en ventaja a los 17 minutos del primer tiempo, cuando Julián Carranza empujó al fondo del arco un envío desde la derecha del colombiano Reinaldo Lenis.

Lenis, justamente, fue uno de los jugadores más activos del equipo de Crespo y con sus desbordes, Banfield generó peligro. También por el lado izquierdo, Nicolás Bertolo aportó lo suyo. 

Carranza estuvo cerca de convertir otras dos veces. En una, tras una segunda jugada, no llegó a empujar con fuerza en el segundo palo una pelota que fue rechazada por el arquero del conjunto entrerriano. Y en otra, tras centro de Bertolo, apenas alcanzó a tocar el balón que quedó en manos de Lucas De León

Juventud también tuvo su chance. Franco Lonardi aprovechó una pifia de Rodríguez, el lateral izquierdo de Banfield, para robarle la pelota y escaparse, pero su remate se fue desviado cuando enfrentó a Arboleda. 

Ya en el arranque de la segunda parte, el conjunto del Sur del GBA salió decidido a aumentar la diferencia. Y lo consiguió rápido tras una linda volea de Lenis, quien aprovechó un despeje corto de la defensa de los entrerrianos.

A los 22 del complemento, con el partido disputándose en el área de Juventud Unida, Banfield volvió a golpear. Esta vez le tocó a Martín Payero (proyecto de gran jugador), que aumentó con un bonito tiro libre. 

Los últimos veinte minutos del encuentro estuvieron de más. Banfield hizo correr la pelota y dosificó energías. Se le viene un duelo clave ante Atlético Tucumán, el lunes, por la Superliga, en el que buscará un triunfo para tratar de meterse en zona de clasificación a la Copa Sudamericana. 

Mientras, disfruta de su segundo triunfo en la era de Crespo, de la clasificación a los 16avos (espera por Talleres de Córdoba o Deportivo Laferrere) y de los 670 mil pesos que recibió como premio.