Hernán Tsinga murió en la cancha por un ataque cardíaco fulminante. Le hicieron los trabajos de reanimación y lo trasladaron en ambulancia a un hospital cercano pero su corazón no respondió. Tenía 30 años y jugaba en la Primera división de Gabón.

De acuerdo a la información, el futbolista del Akanda se desvaneció a los 23 minutos del partido contra el Missile. Inmediatamente recibió asistencia médica pero no pudieron reanimarlo.

Un video grabado con un celular desde una de las tribunas muestra los momentos de desesperación que se vivieron luego de que Tsinga se desplomara cerca del círculo central.

Uno de los problemas que se dieron, según reporta la prensa de Gabón, fue que el conductor de la ambulancia no estaba disponible en el momento en que sucedió el hecho. Tardaron en buscarlo hasta que apareció para trasladar a Tsinga a un hospital cercano. Pero llegó sin vida.

El otro punto crucial que se destaca en el informe de la federación gabonesa es la falta de un desfibrilador en la ambulancia que estaba en la cancha.