Un gesto del papa Francisco despertó todo tipo de comentarios en redes sociales, donde algunos usuarios señalaron que cada vez es más común que el Pontífice se niegue a que la feligresía bese su anillo, como lo señala la tradición.

El episodio ocurrió este lunes, durante la visita de Jorge Bergoglio al Santuario de Loreto, en Italia tras 100 años de que un pontífice no lo frecuente ni realice una misa. Un video filmado después de la celebración mostró cómo el Papa trataba de retirar la mano cuando los feligreses intentaban besar el llamado «anillo del pescador», pese a que algunos insistían en hacerlo.

José Luis Dell `Alli, periodista corresponsal en Italia explicó en el programa «Línea Abierta» (FM 101.3)que «En una época el protocolo era muy estricto y Francisco lo fue cambiando desde el inicio de su papado, no solo en los gestos sino también en la vestimenta. Tal es así que el anillo que luce no tiene nada que ver con la tradición».

«El anillo del pescador era un anillo de oro que todos los papas hasta Francisco habían usado, pero que él desde el principio dijo que no lo quería por eso el de Benedicto XVI no fue fundido para el nuevo Papa y se conserva en otro lugar».

«Francisco lleva un anillo de plata que llevaba en sus épocas de obispo en Buenos Aires, y por eso no quiere que se lo besen, ese anillo no es el del Pescador» asegura Dell´ Alli.

Lo que pasó en Loreto, no es más que una mala aplicación del protocolo «un error primero del entorno del Papa que no comunicó ello a la comunidad. Esto en Roma donde normalmente recibe personalidades nunca se vió, porque se comunica que no se le debe besar la mano porque él lo ha decidido así. En Loreto esto no fue comunicado antes y la situación da de grotesco».

¿Cómo se debe saludar? Simplemente con un apretón de manos dirigiéndose a él con respeto contra su santidad pero nada más, la inclinación puede sumarse si uno es católico. El beso en el anillo fue dejado de lado.

El anillo del pescador y su historia

Al anillo papal se lo conoce también como «el anillo del pescador» o «piscotario», ya que su nombre recuerda que solo puede lucirlo el legítimo sucesor del apóstol San Pedro, quien era pescador.

Sitios especializados señalan que su origen podría remontarse al siglo XIII, cuando el papa Clemente IV mencionó por primera vez el objeto en una carta escrita en el año 1265 a su sobrino Pedro Grossi.

Su diseño también es bastante común. Todos los anillos muestran la imagen de San Pedro pescador en una barca y el nombre del papa que ocupa la sede en ese momento en latín. En el pasado se usaba para lacrar la correspondencia del Sumo Pontífice, pero ahora es simplemente un símbolo de autoridad.
Francisco es el primer papa que no usa un anillo elaborado completamente de oro, sino de plata dorada, ya que quería una pieza sencilla y fácil de llevar.

Sobre la visita a Loreto

El papa Francisco eligió el Santuario de Loreto para firmar la Solemnidad de la Anunciación del Señor, la Exhortación Apostólica del reciente Sínodo de los Obispos sobre el tema «los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional», realizado en el Vaticano del 3 al 28 de octubre de 2018.

Ante la imagen de la Virgen de Loreto, el Pontífice firmó el texto de la Exhortación, que se difundirá en el próximo 2 de abril será presentada en una conferencia de prensa. La fecha elegida es para unir este pontificado con el de Juan Pablo II.