El cantante de música country, Justin Carter, perdió la vida a los 35 años mientras grababa su próximo videoclip cuando un arma, que estaba utilizando para las imágenes, se disparó accidentalmente.

Carter llevaba la pistola en su bolsillo a modo de accesorio y, por un movimiento que hizo, el arma se cayó al piso y disparó una bala que terminó con su vida.

Según los medios de Houston, los hechos ocurrieron el fin de semana pasado en la propiedad del intérprete en Texas, lugar elegido por el cantante como set de grabación para su nueva canción.

La mamá de Carter, Cindy McClellan, le dijo a Fox News que el absurdo accidente ocurrió el sábado y el proyectil impactó en el ojo de su hijo, que murió en el acto. «Era un artista maravilloso. Él era la voz, el paquete completo», se lamentó la mujer.

Carter tenía una carrera prometedora. Había firmado contrato con una discográfica y se había hecho famoso por su canción «Perfect» la cual alcanzó gran éxito a nivel nacional, posicionándolo en la escena musical como una de las jóvenes promesas del género.

«Justin ya no está con nosotros, ha fallecido. Él será extrañado por todos nosotros, él siempre estuvo lleno de alegría, risas, y fue amado por tantas personas en su vida», se lee en una publicación en su perfil de Instagram, la cual fue hecha por Jamie Scott Ruckman, administrador de su página.