Elba Ibáñez, de 35 años y madre de dos hijos, fue asesinada en la ciudad de Fiambalá y los especialistas que realizaron la autopsia indicaron en su informe que murió por desnucamiento, que tenía un fuerte golpe en la cabeza y además cursaba un embarazo de mes y medio.

Así lo indicaron fuentes vinculadas con la investigación del hecho, desde donde señalaron que la muerte de la joven ocurrió alrededor de la una de la mañana del jueves. Se indicó también que tras una serie de testimonios recogidos en las últimas horas, la Fiscalía Penal de la Quinta Circunscripción Judicial de Tinogasta -a cargo de Luis Barros Risatti-, ordenó el arresto en averiguación del hecho de un hombre de entre 34 y 35 años con quien la víctima habría mantenía una relación en la cual los contactos no se daban regularmente. Se pudo conocer que la Justicia interviniente ordenó la remisión de las planillas de antecedentes del sujeto arrestado y la realización de allanamientos en domicilios de la ciudad de Tinogasta. En el lugar donde fue hallado el cuerpo trabajó personal de la División Criminalística y de Homicidios, quien recogió pruebas para determinar si la mujer fue asesinada allí o si el cuerpo fue trasladado y depositado en la acequia donde se lo encontró, al costado de la ruta nacional 60. Se supo que la víctima fue hallada junto a su cartera que contenía cerca de $3.000 y su teléfono celular, que será peritado en las próximas horas ya que podría aportar información importante para la investigación.

A las pocas horas de encontrado el cadáver, uno de los padres de los hijos de la víctima fue arrestado pero posteriormente se ordenó que quede en libertad.

La confirmación de la hipótesis de un crimen causó fuerte conmoción en la población tinogasteña, porque el nuevo femicidio ocurrió a pocos kilómetros de donde fue violada y asesinada Keyla Luján Reynoso (13), en diciembre de 2013. En este contexto, vecinos, amigos y familiares de Ibáñez organizaron una masiva movilización por las calles de Fiambalá pidiendo justicia por el nuevo crimen. El cuerpo de Elba le fue entregado a la familia en la madrugada de ayer y tras una misa de cuerpo presente en la iglesia San Cayetano, fue sepultado con un importante acompañamiento. Desde el entorno familiar informaron que continuarán las marchas pidiendo el esclarecimiento del hecho, y remarcaron que la convocatoria será más que nada a través de las redes sociales.