En las primeras horas de este martes cayó una copiosa lluvia en la quebrada termal de Fiambalá depositando lodo en piletas y avanzando sobre cabañas y dormís entre otros sectores donde los perjuicios son considerables. De acuerdo a lo explicado por el presidente del concejo deliberante a cargo del ejecutivo Omar Castro “el protocolo de seguridad funcionó correctamente y así logramos evitar secuelas mayores.

Los daños materiales podrán ser reparados y para ello ya trabajamos junto a personal técnico y obreros del municipio y de ser necesario vamos a reforzar con otros organismos para reacondicionar todo y cuanto antes el complejo esté funcionando (sic) acudimos de manera inmediata a esas horas de la madrugada y pusimos en funcionamiento maquinas y vehículos para el traslado de personas a Fiambalá adonde se los esperó con café y agua mineral y luego iniciamos la ubicación de todos ellos en alojamientos para que pudieran descansar” dijo Castro

. En Fiambalá a primeras horas del martes se reunió el comité de emergencias y desde allí se organiza el proceso de recuperación del principal sitio turístico de Fiambalá.

Artículo anteriorHace catorce años fallecía el Papa Juan Pablo II
Artículo siguientePassarella, a juicio oral por malversación de fondos y asociación ilícita durante su gestión en River