El inglés Lewis Hamilton (Mercedes) se quedó por sexta vez con el Gran Premio de Shanghai, China, y entró en la historia como el vencedor de la mítica carrera número mil de la Fórmula 1. El quíntuple campeón mundial y defensor del título impuso el ritmo de la prueba tras superar en el inicio a su compañero de equipo, el finlandés Valtteri Bottas, quien partió de la pole y finalizó como escolta, seguido del alemán Sebastian Vettel (Ferrari).

Hamilton obtuvo el triunfo número 75 de su historial en la F1 con un tiempo de 1h32m06s350/1000 en 56 vueltas al Circuito Internacional de Shanghai, donde se alzó además con el primer puesto del Campeonato Mundial. Con un acumulado de 68 puntos lidera una temporada que muestra un absoluto predominio de la escudería Mercedes, ganadora de las tres carreras disputadas este año.

Bottas, escolta en la tabla general a seis unidades de la cima, festejó en la primera competencia celebrada en Melbourne, Australia, y luego llegaron dos triunfos seguidos del británico: primero en Bahrein y, ayer, en China. “La salida fue lo que marcó la diferencia”, explicó Hamilton sobre la carrera que confirma el predominio de la escudería alemana pese a los buenos pronósticos en favor de Ferrari a principios de la temporada. Por su parte, Bottas coincidió al lamentarse: “Creo que perdí en la salida, sinceramente, es una pena. Son pequeños detalles que hay que atender”.

Con el afán de impedir el tercer doblete de Mercedes en el año, el equipo Ferrari tomó la decisión de priorizar al alemán Vettel por encima del joven monegasco Charles Leclerc, quien debió acatar la orden de dejarlo pasar luego de superarlo en la salida.

Vettel ocupó el último lugar del podio por delante del holandés Max Verstappen (Red Bull), que terminó cuarto, y Leclerc, clasificado en el quinto lugar.

El alemán, cuatro veces campeón del mundo, no quedó del todo satisfecho con su tercera colocación, desde la que nunca pudo poner en riesgo el dominio de los bólidos de Mercedes. “Es duro, intentamos pegarnos a ellos pero no pudimos. Fueron demasiado rápido desde el comienzo de la carrera”, aceptó el piloto germano.

La próxima cita de la Fórmula 1 se disputará el 28 de abril en Azerbaiján, en el circuito de Baku.