Un menor de 14 años debió ser asistido luego de haber recibido una brutal paliza por parte de un adolescente de 16 para robarle el celular. Es el segundo caso que se registra en la zona sur en la última semana.

Fuentes policiales informaron que el violento hecho sucedió a las 6.30 en la avenida Manuel Pedraza, frente al minihospital “Carlos Bravo”.

Allí, los policías demoraron al adolescente 16, quien habría agredido físicamente al  niño de 14 para luego sustraerle un teléfono celular LG Leon, por lo que de inmediato el personal interviniente le brindó los primeros auxilios y solicitó la presencia de profesionales médicos de dicho nosocomio, quienes lo asistieron en el lugar.

Se invitó al progenitor del damnificado a radicar la denuncia penal correspondiente en la Unidad Judicial Nº9, mientras que el adolescente fue puesto a disposición de la Fiscalía de Instrucción en turno, desde donde se impartieron las medidas a cumplimentar.

Cabe recordar que el sábado 6 un jovencito de 15 años sufrió una feroz golpiza por parte de otro de 17, quien tenía intensiones de sustraerle su teléfono celular. El hecho sucedió en inmediaciones del barrio Antinaco y la víctima aún está internada con fractura de cráneo. 

El presunto agresor se entregó horas más tarde en la comisaría, mientras que durante la semana se llevó a cabo la audiencia de Control de Detención, en donde el juez de Menores Rodrigo Morabito ordenó su inmediata libertad.