Tras casi dos horas que duró la inauguración del 130° Período de sesiones ordinarias de la Legislatura, la jefa de Estado abordó ampliamente los principales ejes de su gestión.

Al finalizar su discurso, Lucía Corpacci se dirigió a los legisladores presentes y volvió a insistir en la Reforma de la Constitución provincial, a fin de modernizar el sistema democrático, político, institucional, social, económico, educativo, municipal y electoral.

En ese sentido, consideró que es una asignatura pendiente que no se pudo concretar más allá de los esfuerzos realizados para lograrlo.

“La política, debe ser una noble tarea que cuando convoca a jóvenes, hombres y mujeres, es para que brinden a la sociedad lo mejor de sí: ideas, propuestas, transformaciones, sacrificios y certezas. Ahí nacen la esperanza y el progreso, el equilibrio y la justicia social que producen sociedades libres y equitativas. Eso es, simplemente, la política y de este modo gobernamos. Recreamos esperanza y construimos proyectos transformando la realidad, de este modo intentamos ser justos y dignos de la tarea que los catamarqueños nos encomendaron”, explicó Lucía Corpacci.

Seguidamente, la gobernadora se dirigió principalmente a los legisladores y les dijo que «en un marco de estricta sinceridad, siento que tienen con el pueblo una deuda que deberá saldarse en el marco de las facultades que ustedes poseen: tratar el proyecto de Reforma Constitucional”.