Días pasados, por requerimiento del Comando Radioeléctrico, personal de la Comisaría Octava llegó hasta un domicilio ubicado en el barrio Mi Jardín, donde requerían la presencia policial.

En el lugar, los Policías constataron que, por causas que se tratan de establecer, un niño de 12 años de edad, habría recibido una descarga eléctrica mientras intentaba conectar el cargador de su teléfono celular en un prolongador de corriente, por lo que luego de brindarle los primeros auxilios, solicitaron la presencia de facultativos médicos del SAME, quienes lo trasladaron al Hospital de Niño Eva Perón, mientras que Sumariantes de la Unidad Judicial Nº 8 labraron las actuaciones de rigor.