¡Nuevo milagro en Anfield RoadLiverpool volvió a remontar un 3-0 en Champions League luego de la final en Estambul ante el AC Milan en el 2005. Esta vez, ocurrió en el partido de ida, y no en el mismo cotejo como aquella vez heroica, ante el Barcelona que había ganado 3-0 en el Camp Nou. 

En el amanecer del partido, Divock Origi tomó el rebote de un gran Marc Ter Stegen (pese a los 4 goles, que, sin él, eran más). A los 7 minutos, los ‘Reds’ empezaban ganando y le daban esperanza a toda su gente. 

Pero en el trámite del primer tiempo, Barcelona equiparó las circunstancias. En 45 minutos, parecía que el cuadro culé anotaba su nombre en la final en el Wanda Metropolitano de Madrid con un pequeño susto. 

Liverpool no se rindió y salió con la misma mentalidad al segundo tiempo. Nuevamente volvió a hacerse fuerte por las bandas, con el desequilibrio de Xherdan Shaqiri y Sadio Mané

En los 54′ y 56′, un inspirado Georginio Wijnaldum metió dos tantos seguidos, uno tras un pase y el otro de cabeza, casi en el mismo lugar. Con esto, la serie estaba igualada, pero Liverpool quería pasar a la final sin tener que jugar el alargue. Y Origi regresó a los 79′ para poner el cuarto definitivo.

¡Otra vez a Barcelona le remontan un partido!