Colón cruzó el Río de la Plata con la ilusión de rescatar un resultado favorable que le permita tener una revancha apacible en Santa Fe frente a River de Uruguay.

El claro 4-5-1 que presentó Pablo Lavallén en el mítico estadio Centenario de Montevideo fue una clara muestra de la especulación que mantuvo el entrenador argentino en su duro compromiso frente al elenco de Giordano.

La idea del dueño de casa fue la de entregarle la pelota al Sabalero, para intentar lastimar de contragolpe, pero la solidez del combinado argentino atentó contra los deseos charrúas. Incluso la más clara para abrir el marcador estuvo en los pies de Estigarribia, quien hizo temblar el arco defendido por Oliveira con un centro que se estrelló contra el palo derecho del arquero.

La superioridad santafecina era muy clara, pero los números no apoyaban el desarrollo del espectáculo deportivo. La pésima decisión de Díaz de Vivar cambió el destino del encuentro, dado que un gol legítimo de Colón fue anulado por el árbitro paraguayo por una supuesta infracción en ofensiva.

River respondió a través de la vía aérea, pero los reflejos de Burián mantuvieron el invicto del Sabalero. Como el choque estaba tan cerrado, los gritos de Lavallén se basaron en promover la presión en territorio enemigo. Sin dudas, con el transcurso de los minutos el conjunto argentino merecía algo más que el empate.

En la etapa final, la movilidad de Urruti y la perseverancia de Plada fueron algunos argumentos para exigir a Burián, quien demostró una solvencia notable ante cada remate uruguayo.

Otra polémica se dio en un tiro de esquina a favor del dueño de casa. Un cabezazo de Olivera fue reclamado por todos los protagonistas de River como gol, pero la figura de la noche desactivó el peligro con un manotazo ayudado con su pie izquierdo. El cero fue diametralmente opuesto a la producción de los jugadores de Colón.

Con el empate la serie quedó inconclusa y el 28 de mayo se resolverá en el Cementerio de los Elefantes. El que logre el boleto a la siguiente instancia se medirá con el ganador del cruce que animarán Argentinos Juniors y Deportes Tolima.