Miguel Ángel Contreras, Juez Federal de Catamarca, confirmó que luego de un trabajo investigativo de mucho tiempo se logró desbaratar por completo la banda conformada por una familia. 

Según detalló, la banda estaba conformada por una familia numerosa que comercializaba la droga en la Capital y el departamento Andalgalá. “Había lazos de comercialización y tráfico de sustancias entre Capital y Andalgalá, la modalidad era ocultar la droga y comprometer en su custodia a familiares y vecinos, estaba distribuida en varios lugares para su guarda”, explicó.

También aseguró que la familia narco no manejaba cantidades considerables, sino que las compras que realizaban eran de 3 a 5 kilos, que luego era distribuida para su venta. “Todos se dedicaban al menudeo”, aclaró. Ahora el juez federal de Catamarca se encuentra a la espera de los informes de Drogas Peligrosas y Gendarmería para iniciar con las indagatorias a las diez personas detenidas implicadas en la causa.

Por otra parte, Contreras sostuvo que el consumo de drogas en Catamarca “es bastante importante”, agregando que se conocen a los cinco distribuidores de las sustancias, de los cuales tres están puestos a disposición de la Justicia. Además, le respondió al fiscal de la Cámara de Apelaciones de Tucumán, Dr. Antonio Gustavo Gómez, en relación a sus dichos sobre que en Catamarca había disminuido la cantidad de operativos narcos a 104 casos.

En este sentido, Contreras desmintió esta afirmación y aseguró que el año pasado hubo casi 500 causas. “El año pasado hicimos cerca de 500 y no 104 como dijo el fiscal Gómez, que es absolutamente falso, no sé de dónde la sacó a esa información; sin contar que esta es una estadística que no prevé aquellas diligencias o procedimientos que determinan cuando se detienen a personas en un domicilio donde hay una cantidad insignificante que se puede considerar de consumo personal”, aclaró.