La crisis económica, que golpea al país y a la provincia, genera que desde hace un par de años los catamarqueños deban recurrir con mayor frecuencia al crédito para poder hacer frente a sus obligaciones. Esta situación se viene evidenciando en CAPRESCA (Caja de Prestaciones Sociales de Catamarca) que el año pasado otorgó préstamos por un monto total de 320 millones de pesos, lo que significó un 30 % más de la cifra que arrojó 2017.

Pero a esa situación, se debe sumar el anuncio realizado por la gobernadora Lucía Corpacci en la Asamblea Legislativa del primero de mayo, que duplicó el monto máximo de cada préstamo, llevándolo de 15 mil a 30 mil pesos. Además, también se sumó la posibilidad de que no sean solo los empleados públicos quienes puedan acceder a estos préstamos, sino también los del sector privado que firmen un acuerdo con el organismo.

De acuerdo a los números que maneja Caja de Prestaciones, tras el anuncio de Corpacci y la puesta en funcionamiento de esa medida, se cuadruplicó la cantidad de créditos otorgados por el organismo.

“Después del anuncio del primero de mayo hemos cuadruplicado nuestra cantidad de créditos otorgados” señaló el interventor de CAPRESCA, Juan Cruz Miranda, quien agregó que “vamos a sacar un informe a fin de mes con lo que ha sido el primer mes de mayo después del anuncio de la gobernadora, ya que hemos incrementado notoriamente nuestra operatividad, llegando a tres o cuatro veces más de personas”.

Miranda destacó el esfuerzo realizado por los empleados del organismo para poder dar respuesta a la mayor demanda de la gente y remarcó la importancia de la política implementada por CAPRESCA “es un escenario macroeconómico complicadísimo en el cual el crédito prácticamente no existe y nosotros tenemos que salir a cubrir ese bache y lo hacemos de la mejor manera posible”.