Catastro y la Dirección del Registro de la Propiedad de la Provincia elevaron un pormenorizado informe al municipio de Tinogasta en relación a la situación de las 1.500.000 hectáreas en esa jurisdicción que habían sido puestas a la venta a través de las redes sociales. 

El intendente de Tinogasta, Sebastián Nóblega, señaló que el informe se encuentra en plena evaluación del cuerpo de técnicos del municipio para clarificar la situación sobre el dominio de las tierras en cuestión y qué medidas se seguirán a partir del informe.

Nóblega adelantó que parte de la información a la que pudo acceder el municipio da cuenta de la existencia de documentos del año 1900 y destacó que el informe solicitado corresponde a la amplia extensión ofrecida para la venta. 

«La evaluación a primera vista es que hay una hijuela que data de 1919, ahora tenemos que analizar el título y toda la situación en adelante», señaló.

Al respecto, se comprobó que la extensión efectivamente incluye parte del territorio ocupado por población, aunque dio tranquilidad que se prioriza en todos los casos la ocupación efectiva de los terrenos que tienen los vecinos tinogasteños.

“La gente tiene posesión, hay gente que tiene prescripciones adquisitivas hechas. Eso es lo más importante. En ese sentido no hay ningún inconveniente», dijo.

Según se conoció, el equipo de Catastro y Escribanía municipal se encuentran en plena evaluación y a su finalización se elevará un dictamen de Asesoría Legal. 

Si bien Nóblega prefirió no dar mayores detalles, transmitió tranquilidad de que los vecinos no se verán afectados por la situación que tomó estado público y adelantó que el municipio continuará con todos los pasos legales a los efectos de resguardarlos.

También destacó que el municipio una vez acabado el informe sobre la situación brindará una conferencia de prensa para dar a conocer a los vecinos sobre la situación que tanta preocupación ha generado. 

«Hemos tenido contacto con la intendente de Fiambalá (Roxana Paulón) y la idea es hacerlo público ambos municipios», señaló.

«Veremos si legalmente corresponde tomar alguna acción o no», destacó el jefe comunal.

Preocupación

La polémica en Tinogasta se inició luego de que se difundiera a través de las redes sociales el ofrecimiento de venta de más de 1.500.000 hectáreas ubicadas en esa cabecera y en Fiambalá.

La publicación, realizada por una persona que adujo ser de La Plata, destacaba que se trataba de terrenos comprendidos por montes y sierras con aptitud para la explotación minera, avalada por estudios geológicos. También aducía tener títulos de propiedad. El ofrecimiento y el posterior intercambio de mensajes entre el oferente y los vecinos de Tinogasta generaron una profunda preocupación, ya que se indicaba que se trataba de tierras incluso ocupadas por población y con recursos naturales indispensables para los tinogasteños. 

Ante la gravedad de la situación el municipio de Tinogasta recurrió a los organismos provinciales para que se informe sobre la situación dominial de las tierras, que hoy ya se encuentra en plena evaluación. 

Al requerimiento se sumó la intendenta Roxana Paulón, quien solicitó que se informe cuál era la situación real de la extensión comprendida en el polémico ofrecimiento de venta.

Si bien en el caso de Fiambalá ya cuentan con antecedentes de problemas con la propiedad de terrenos por parte de extranjeros, Paulón se mostró descreída de la veracidad de la oferta realizada a través de Facebook y de una página de compra-venta.

Mientras que analizó que podría tratarse de una situación con intencionalidad política y poco seria de ofrecimiento de venta. 

Sin embargo, señaló que el municipio tomó todos los recaudos legales y ahora junto al municipio de Tinogasta evalúa la situación de los terrenos en cuestión, que podrían incluir acciones legales en caso de ser necesario.

Iniciativa en la Cámara de Diputados

En los últimos días ingresó en la Cámara de Diputados un proyecto de Ley que apunta también a conocer la situación sobre los terrenos ofrecidos a la venta en ese departamento y emplaza al Gobierno de la provincia a tomar acciones en resguardo de la propiedad de los vecinos de Tinogasta, teniendo en cuenta que se trata de una extensión comprendida por pueblos y parajes habitados. 

 El proyecto, presentado por el diputado Hugo Ávila, reclamó también que se haga respetar la ley nacional 26.737 que establece un límite a la extranjerización de las tierras rurales.

La iniciativa ingresó a la Cámara baja, pero aún no tomó estado parlamentario.