Colón se clasificó a los octavos de final de la Copa Sudamericana tras vencer a River Plate de Uruguay, en Santa Fe, por 3 a 1. La ida disputada en Montevideo había finalizado 0 a 0.

El partido de vuelta se desarrolló en el estadio Brigadier Estanislao López y los tantos del conjunto «sabalero» fueron anotados por el volante Cristian Bernardi (18’PT), por el extremo colombiano Wilson Morelo (25’PT) y el ingresado mediocampista Nicolás Leguizamón (40’ST). El delantero Mauro Da Luz (16’PT) había conquistado la tempranera ventaja para el equipo «darsenero».

Ahora Colón se enfrentará con el vencedor de la llave entre Argentinos Juniors y Deportes Tolima de Colombia, que jugarán la revancha este jueves (19:15) en el estadio Manuel Murillo Toro, del municipio de Ibagué. En la ida el «Bicho» se impuso 1-0 con un tanto en tiempo de descuento del defensor Carlos Quintana.

El conjunto uruguayo comenzó con mayor ímpetu y abrió el marcador tras una mala salida del arquero local, el también oriental Leonardo Burián, pero Colón fue de menor a mayor en la primera etapa y lo dio vuelta rápidamente con dos grandes asistencias del «Pulga» Luis Rodríguez (la segunda de cabeza), para irse ganador al descanso tras las conquistas de Bernardi y el colombiano Morelo.

La segunda etapa se hizo de ida y vuelta, porque el equipo visitante salió obligado a revertir el resultado y mejoró con el ingreso del zaguero argentino Luis Olivera (ex San Martín de San Juan y River). Así, ambos tuvieron chances de convertir. A los 7′, Morelo con un fuerte remate que salvó el arquero oriental al córner y a los 33′ Da Luz estrelló un fuerte disparo en el palo derecho de Burián.

A los 30′ una mano dentro del área «sabalera» del defensor Gonzalo Escobar, ignorado por el arbitro brasileño Ricardo Marques Ribeiro, provocó airados reclamos del conjunto oriental. A partir de allí el partido tuvo incidentes que provocaron que el encuentro estuviera detenido varios minutos y dos tarjetas rojas, una por equipo (Fernando Zuqui en Colón y Sebastián Píriz en River). El gol de Leguizamón, a cinco del final, le dio tranquilidad a los dirigidos por Pablo Lavallén, que esperarán su rival de octavos.