Por las medidas estrictas de seguridad, que ya se han convertido en una costumbre desde que Mauricio Macri asumió la presidencia, al acto de inauguración de la ruta 46 hoy al mediodía solo podrán ingresar autoridades que sean incluidas en una lista.

Esta regla de protocolo, para evitar manifestaciones en contra del Presidente y su comitiva, contrasta con la idea del gobierno provincial y los intendentes de Andalgalá y Belén, que pretendían convertir el acto en una verdadera fiesta popular.

Se trata de una ruta largamente esperada en el Oeste, que comenzó a construirse en 2017, tras haber sido licitada durante la gestión de la ex presidenta Cristina Fernández. El monto de la obra actualizado a marzo de este año es de $ 1.793 millones de pesos.

Rechazo a la visita presidencial

Los trabajadores de la Subsecretaría de Agricultura Familiar de la Nación-delegación Catamarca (SsAF) agremiados en ATE, emitieron un comunicado a través del cual rechazan la visita del presidente Mauricio Macri a la provincia. “Rechazamos y repudiamos enérgicamente la visita presidencial, a concretarse en el Oeste de nuestra provincia, ya que el presidente representa los intereses de las corporaciones extractivistas y agroexportadoras en perjuicio de los agricultores familiares, pequeños productores, campesinos y pueblos originarios del país, eliminando el monotributo social agropecuario y concretando el desmantelamiento de más del  50% de la SsAF a nivel nacional y siendo justamente el oeste provincial uno de los territorios más afectados con los despidos ilegales que han vaciado la asistencia técnica durante el año 2018, sumando un total de 18 trabajadores de la SsAF y sus familias sin sustento en nuestra provincia”.

“Rechazamos la política de ajuste feroz y especulación que recae sobre les trabajadores y les agricultores familiares, a causa de un modelo que promueve el beneficio a unos pocos a costa del hambre de muchos”, finaliza el documento.