Tras el aterrizaje, las autoridades de El Dorado activaron el protocolo de seguridad del centro y torre de control. Al momento de aterrizar en El Dorado, la aeronave fue escoltada por los bomberos hasta que ingresó a la plataforma de carga. Desde ese lugar, los 290 pasajeros que viajaban a bordo fueron trasladados hasta el terminal internacional. Tres horas más tarde, en la madrugada de este sábado, la misma aeronave volvió a despegar hacia su destino original, sin mayores inconvenientes.

Parte del equipo que atendió la situación usó el traje de aproximación al fuego que está especialmente diseñado para aguantar las altas temperaturas en caso de que se incendie un avión.