Argentina remontó tres goles ante Escocia y empató 3-3, ayer en el Parque de los Príncipes de París, en la tercera y última jornada del grupo D del Mundial de fútbol femenino, conservando mínimas opciones de avanzar a octavos.

Kim Little (19), Jenny Beattie (49) y Erin Cuthbert (69) anotaron los goles de Escocia, que queda eliminada con un punto, mientras que Argentina, que tiene dos, descontó gracias a Milagros Menéndez (74), a un tanto en contra de Lee Alexander (79) y a Florencia Bonsegundo (94 de penal).

En un final de locura, Bonsegundo dispuso de un penal señalado tras consulta al VAR. Lo atajó la arquera Lee Alexander, pero la colegiada lo mandó repetir y la jugadora del Sporting Huelva no falló.

Con este resultado la albiceleste conserva una opción mínima de estar entre los cuatro mejores terceros, pero depende de los resultados de la última jornada en los grupos E y F.

Lección de garra

En su tercera participación en el Mundial, tras solo contar derrotas en 2003 y 2007, Argentina está ofreciendo una imagen espectacular, con un equipo valiente y solidario capaz de competir con las potencias de su grupo.

La Albiceleste había prometido dar un paso hacia adelante con respecto a sus dos exhibiciones defensivas (0-0 ante Japón y derrota 1-0 ante Inglaterra). Y cumplió.

El equipo dirigido por Carlos Borrello demostró que también sabe crear, con la imaginación de Estefanía Banini, el toque de Lorena Benítez y la pujanza en la izquierda de Bonsegundo.

Pero enfrente tuvo un rival muy sólido. En un partido equilibrado, de pierna dura, Escocia aprovechó su primera ocasión, a diferencia de Argentina, lo que condicionó el resto del choque.

A falta de veinte minutos para el final, Argentina perdía 3 a 0 y parecía que tenía todo perdido, pero Argentina ofreció una lección de garra histórica. Dalila Ippolito, insolente a sus 17 años, dio un nuevo aire al equipo y puso un balón al hueco que convirtió Menéndez, sustituta de Banini.

Luego Bonsegundo sacó un remate desde el borde del área que se le escapó a la arquera escocesa y dejó abierta la esperanza.

Finalmente, una falta a Cometti no fue señalada por la árbitro, pero el VAR le avisó y tras revisar la jugada, decretó penal. Bonsegundo tiró dos veces y finalmente logró el empate.

Inglaterra

En el otro partido que cerró la llave del grupo D, Inglaterra venció a Japón por 2 a 0 y se quedó con el Nº1 con nueve puntos y tendrá como rival, a una selección accesible. Además ya es una de las candidatas en esta edición.

Japón, pese a la derrota, quedó segunda en grupo y también se aseguró el pase a los octavos de final. El actual subcampeón del mundo no rindió lo esperado hasta el momento y llega a la instancia de mano a mano con un triunfo, un empate y una derrota.