A los 86 años falleció Rolando Concatti, una de las personalidades más destacadas de la cultura y la política de Mendoza. Era contador pero también fue sacerdote, escritor y uno de los intelectuales más destacados de la provincia.

Concatti nació en 1933 y participó en su juventud en la Juventud Demócrata Cristiana y se recibió de Contador Público Nacional a los 23 años. Tras graduarse ingresó al Seminario Menor de Lunlunta y un años después, en 1957, pasó al mayor de Córdoba. Junto a Oscar «Braquio» Bracelis adhirieron luego al Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo.

También fue cofundador del Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos  (MEDH). Durante la dictadura organizó junto a un grupo de amigos e intelectuales la revista Alternativa Latinoamericana, donde se debatía sobre educación, política, economía y la Teología de la Liberación.

En su faceta de escritor dejó varios ensayos como “Fin de la economía Peronista” y también novelas como “Nos habíamos jugado tanto” y “Que esta de olvido y siempre gris”. También escribió varias columnas y textos para diario Los Andes y en varias ocasiones fue referente sobre la relación de la Iglesia y la sociedad.

Rolando Concatti fue también cofundador de Asociación Ecuménica de Mendoza, ubicada en calle San Lorenzo de Ciudad, entidad que estará cerrada por el duelo.

Sobreviven al humanista su esposa, profesora  Esther Sánchez y sus tres hijos y varios nietos. La noticia de la muerte de Rolando causó un fuerte dolor en la comunidad lujanina y de Mendoza.