Los socorristas indios evacuaron el 3 de julio los cuerpos de siete alpinistas muertos en una avalancha de alta montaña ocurrida a fin de mayo en un lejano macizo del Himalaya indio.

Junto a los cadáveres, los rescatistas encontraron una cámara GoPro que contiene reveladores videos. Las imágenes muestran a los escaladores con vida subiendo por la nevada montaña. El primero, mientras amanece, y el segundo, en el que aparecen los siete montañeros ascendiendo lentamente, ya de día. En el vídeo no se escucha el sonido de sus voces, pero sí el viento de fondo.

La cordada de cuatro británicos, dos estados, un indio y una australiana desapareció hace seis semanas en el macizo de Nanda Devi , segunda mayor cumbre del país, ubicada en el Estado de Uttarakhand (norte). Los ocho deportistas intentaban la ascensión de un pico virgen. 

Al cabo de una operación peligrosa, los socorristas de alta montaña recuperaron a siete de los cuerpos, encordados en un muro de nieve.  Las búsqueda para hallar a la octava víctima fue abandonada.

Al ser la zona inaccesible a los helicópteros, los cuerpos fueron bajados al campo base. 
Centenares de alpinistas vienen de todo el mundo a la India para intentar el ascenso de las cumbres que forman parte de la cadena del Himalaya. 

India tiene en su territorio diez cumbres de más de 7.000 metros, entre ellas la tercera más alta del mundo, el Kangchenjunga (8.586 m), entre la India y Nepal.