Pedro «Perico» Ojeda, que se hizo famoso en el fútbol mendocino en la década del noventa cuando vistió las camisetas de Gimnasia y de Godoy Cruz, hoy está pasando un mal momento de salud.

El delantero que supo jugar en Racing y el Numancia de España está internado desde hace varios días en el Hospital Privado con un problema pulmonar y su salud se encuentra muy comprometida, ya que los médicos están estudiando ponerlo en coma inducido hasta poder dar con el problema.

El inconveniente es que los facultativos todavía no pueden definir cuál es la afección que tiene «Perico», ya que puede ser una neumonía o un virus.