En una carrera tan caótica como espectacular, Max Verstappen logra su segunda victoria de la temporada, en un día en el que se vivió la gran remontada de Vettel, de vigésimo a segundo, Los Mercedes se quedaron a cero y Carlos Sainz acarició el primer podio de su vida. Estuvo a punto el madrileño de pescar en un río tan revuelto, pero Kvayt y Stroll lo hicieron mejor y se tuvo que conformar el de McLaren con el valioso quinto final.

La salida se dio bajo agua, pero en parado, en una decisión completamente acertada de la FIA, pues la pista estaba mojada, pero en condiciones. Incluso Hamilton que era quien tenía más que perder, dijo que se podía hacer una salida tradicional. Él y Verstappen dijeron que adelante y el director de carrera les hizo caso.Carlos Sainz fue perdiendo posiciones tras un toque antideportivo de Grosjean y llegó un safety car por el accidente de Checo Pérez (vuelta 4) y con el que todos entraron a cambiar gomas (intermedio). El español era décimo, aparentemente con muchas complicaciones. Norris se quedaba en pista y era octavo.

Sainz se colocó detrás de Vettel, que había remontado, en la octava posición, Seb no podía ni acercarse a Kimi Raikkonen, todo lo contrario se distanciaba a 4 segundos del Alfa, en una actuación discreta en agua. Carlos sin embargo, no le perdía ripio al alemán con gomas intermedias.En la vuelta 18 llegó el error del español, que se salió en la entrada a meta, se metió por la pista de ‘dragster’ y cuando volvió estaba por detrás de Norris, en la posición 14. El no entrar a cambiar gomas con el coche de seguridad por la rotura de Ricciardo, como hicieron Leclerc (4º en ese momento) o Hulkenberg.

Verstappen arriesgó para poner el neumático medio en la vuelta 26, cuando quedaban dos tercios de carrera y aún llovia. Era una apuesta a cara o cruz. Salió lo segundo para él y para Norris, mientras Sainz se mantenía con los intermedio muy usados y escalaba al 12, cuando se detuvo (vuelta 28) en los boxes a su segunda parada. Fue el momento en el que Leclerc (con bandos de seco) se estrellaba y decía adiós su remontada. «Noooo», gritaba por la radio. Llegaba el tercer safety car de la carrera y Sainz cogía el ascensor a la sexta posición, pasando a Mimi y a Vettel. Una locura verdadera. Norris se estrelló y estaba fuera.

Y llegó el primer error de Mercedes del año, con Hamilton enganchado cambiando alerón tras un toque y sin encontrar las gomas los mecánicos en su box. Max Verstappen era el líder, y a cada vuelta seguían sucediendo cosas. Además, se saltó el bolardo de entrada a boxes. El inglés salió quinto a pista y Carlos se pegó a su estela con un coche mucho más lento. Empezó a secarse la pista, sobre la vuelta 36. Quedaban 31 para el final. Hulkenberg era segundo, Albon quinto y Sainz sexto. Pero llegaron Bottas y Hamilton y adelantaron al Renault pera colocarse segundo y tercero. Kimi se salió persiguiendo a Sainz y cayó al noveno puesto. A continuación se la pegó Hulkenerg y Sainz ya era quinto tras Albon. Corría la vuelta 40 de carrera y quedaban 24 vueltas.

Salió el safety car y Verstappen a provechó para parar y seguir con los intermedios. Carlos decidió seguir en pista y Vettel que estaba detrás puso intermedios nuevos. No estuvieron vivos en McLaren y pararon a Sainz una vuelta después, cuando la ventaja de parar bajo safety se había evaporado. Entró el madrileño en la vuelta. En la realidad, Sainz adelantó a Albon y se colocaba cuarto, soñando con el podio. Entonces entró (vuelta 46) para poner gomas blandas de seco nuevas y lanzarse a la remontada final. Restaban sólo 17 para el final.

Tras otro turno por los boxes, el orden pasó a ser Verstappen, Stroll, Kvyat, Bottas y Sainz y el podio seguía siendo posible. Hamilton hacía un trompo por detrás, y caía al 12ª, completamente desarmado. Bottas se estrellaba justo delante de Sainz y el McLaren era cuarto, con Stroll a tiro para tomar el tercero, por primera vez en su vida. La resalida final se produjo a falta de sólo 5 del final y el sueño de Sainz acabó al ser adelantado por Sebastian Vettel, que llegaba desde e29 de la salida. En todo caso, dejó otra muy buena actuación en unas condiciones extremas.

Fuente: Marca