Facebook tiene previsto modificar los nombres de Instagram y WhatsApp, aplicaciones que son de su propiedad.

De acuerdo con la portavoz de la firma fundada por Mark Zuckerberg, Bertie Thomson, el cambio, que se implementará de manera gradual, hará que los usuarios vean el nombre Facebook en sus pantallas al iniciar sesión en ambas aplicaciones: ‘Instagram de Facebook’ y ‘WhatsApp de Facebook’.

«Queremos ser más claros sobre los productos y servicios que forman parte de Facebook», cita Reuters a Thomson, quien especificó que la nueva denominación también aparecerá en las descripciones de estos productos tecnológicos en las tiendas de aplicaciones.

La decisión ha sido anunciada menos de una semana después de que la Comisión Federal de Comercio de EE.UU. aprobara oficialmente un acuerdo por 5.000 millones de dólares con Facebook por las irregularidades en las políticas de privacidad de la empresa.

Se trata de la mayor multa impuesta por dicho organismo contra una empresa tecnológica: el récord anterior fue una sanción de 22,5 millones de dólares a Google. La multa represó el 9 % de los ingresos de la la compañía de Mark Zuckerberg en 2018.

¿Habrá consecuencias?

Por ahora Instagram y WhatsApp permanecen en gran medida libres de escándalos. Por ello, la reciente decisión de la empresa de Mark Zuckerberg podría ser un intento de salvarse de la mala fortuna vinculándose más estrechamente con sus populares hermanos menores.