Lo hizo a través de una resolución publicada este martes en el Boletín Oficial. La Jefatura de Gabinete a cargo de Marcos Peña permitió el pase de 16 empleados.

Después del golpe que significó la victoria del Frente de Todos en las PASO 2019, el Gobierno pasó a planta permanente de la Secretaría General de la presidencia de la Nación a 16 empleados que trabajan en Casa Rosada.

Se designaron asistentes contables, con experiencia en la gestión administrativa, también asistentes de recursos humanos y de documentación. Entre los nombramientos más llamativos está el de la cocinera de Casa Rosada y una asistente «en lavandería y planchado».

La resolución especifica que sobre las designaciones que «el gasto que demande se imputará a las partidas específicas del presupuesto de la Jurisdicción 20-01 Secretaría General de la presidencia de la Nación».