Se trata de Fernando Colina, el hombre que le dio vida a “Sopa de caracol“. El cantante falleció en Colombia y, según denunció su mujer, Haydée Polanco, el hospital al que fue a pedir atención médica se “negó a atenderlo por ser venezolano“.

La mujer aseguró que el autor de “sopa de caracol” tenía peritonitis y que no fue atendido a tiempo debido a su nacionalidad. En un video, ella confirma que tiene en su poder todos los documentos necesarios que comprueban su versión.

“Tienen que esperar. Ustedes son venezolanos, acá el colombiano es una cosa y el venezolano es otra. Hay que tener un carnet para poder tener salud acá”, cuenta que le dijeron en el centro de salud. En el video también explica que la Cruz Roja dio la orden de llevarlo al Hospital de Villa Rosario. De ese lugar lo tenían que trasladar a Cúcuta. Pero según explicó, no pasó nada de todo eso.

“Cuando llegamos el doctor me dijo que tenía que esperar a que me dieran el permiso. Era una urgencia. ¿Cómo pudieron hacer eso? Una enfermera nos dijo que nos fuéramos porque no éramos de acá”, contó.

Polanco también desmintió que le hayan hecho firmar un papel para que no le hicieran la autopsia. “Yo no sé de qué murió mi marido. No me quieren dar el acta de defunción. Estamos desesperados, tenemos un dolor muy fuerte. En Venezuela su familia espera el cuerpo para despedirlo”.

Desde el Hospital de Villa Rosario se contradijeron los dichos de la viuda del músico. Un vocero de la entidad comentó que Colina recibió el tratamiento correcto. El creador e intérprete de “Sopa de caracol” se había instalado en Colombia hacía un mes, donde tenía proyectos para hacer su propia orquesta y seguir grabando canciones; estaba teniendo mucho éxito en el país latino gracias a sus contrataciones en fiestas privadas.

Fuente Diario de Cuyo