El fiscal de la Quinta Circunscripción Judicial con asiento en Tinogasta trabaja en un grave caso de abuso sexual que tiene a un sujeto detenido acusado de ultrajar y embarazar a una niña de 14 años. El ADN realizado al bebé sindicó al acusado.

El caso se maneja con total hermetismo por parte de la Justicia, pero trascendió que ocurrió el año pasado y la pesquisa se inició tras la denuncia de la madre de la víctima.

Según se conoció, la niña de 14 años junto a su familia reside en una localidad al norte de Tinogasta. 

Como presentaba constantes molestias y dolencias, la madre decidió llevarla a un médico en la cabecera departamental. Allí descubrió lo peor, su hija estaba gestando un embarazo de 5 meses. Con ese diagnóstico y ante las preguntas de su madre, la niña se habría quebrado y confesado haber sido víctima de abuso por parte de un familiar cercano.

Ante la situación la mujer radicó la inmediata denuncia en la cual señaló el nombre del autor del hecho tal como se lo había contado su hija.

El caso fue puesto en conocimiento del fiscal de Tinogasta, Jorge Barros Risatti, quien ordenó inmediatas medidas, entre ellas prever la realización de un ADN inmediatamente nazca la criatura y que éste sea cotejado con el del sujeto denunciado.

El procedimiento se cumplimentó y el ADN fue contundente. El autor del hecho era el sindicado por la niña, un individuo de 36 años y quien sería del círculo familiar.

En ese contexto trascendió que el depravado reside en la ciudad de Tinogasta y había consumado los ultrajes en las semanas que estuvo de vacaciones en el norte de Tinogasta visitando a la familia.

El individuo fue detenido e imputado. El fiscal espera resultados de otras medidas que solicitó para avanzar en la causa.

Fuente El Ancasti