«Quiero aclararles que los ministros no vamos a cobrar el bono«, fue lo primero que le dijo el titular de una cartera a los periodistas que cubrían la reunión de Gabinete matutina, post-anuncios económicos. «La gente me putea en Facebook«, se lamentó el funcionario.

Pocas horas después de que El Cronista contara que el plus salarial de $ 5 mil para estatales incluía tanto al presidente Mauricio Macri como a los ministros, dato que había sido confirmado desde la misma Casa Rosada, el Gobierno anunció que daría marcha atrás al beneficio hasta los cargos de secretarios y subsecretarios.

El bono de $ 5 mil para estatales fue anticipado por el Jefe de Estado, 48 horas después de las PASO, como parte de un paquete de ayuda al bolsillo. Como ya contó este medio, el decreto presidencial 589 que avaló la medida, con fecha del viernes pasado si bien el lunes se publicó en el Boletín Oficial, incluía como beneficiarios del plus salarial a la cúpula del Gabinete.

En su segundo artículo, se lee: «Extiéndese la suma fija remunerativa no bonificable prevista en el artículo precedente a las retribuciones del personal comprendido en el Decreto N° 838/94». Aquella norma referida es la que establecía por entonces «el Sueldo Básico de las autoridades Superiores del Poder Ejecutivo Nacional». Los escalafones enumerados van del Presidente, incluyendo la vicepresidencia, a ministros, secretarios y subsecretarios.

Ahora, se rectificó, sólo lo cobrarán de los directores para abajo. Más allá de su voluntad de enviar un «gesto» en medio de la crisis, la exclusión implica una modificación burocrática: revelaron desde Balcarce 50 que están evaluando distintas herramientas jurídicas para que esos cargos queden excluidos del bono: podría ser una norma complementaria o que cada uno deje asentada su renuncia al extra salarial por escrito.

El cobro de un plus no es nuevo: como antecedente figuraba el bono de fin año que del Presidente para abajo, todos los funcionarios habían cobrado en 2018, luego de tener sus salarios congelados durante 12 meses como señal de austeridad.