Fruto de una ardua y minuciosa tarea investigativa llevada a cabo por efectivos de la Dirección Drogas Peligrosas de la Policía de la Provincia, bajo las directivas del Juzgado Federal, a cargo del Dr. Miguel Ángel Contreras, secretaría del Dr. Luis Alberto Baracat, se materializó una orden de allanamiento en una vivienda propiedad de la familia Ferreyra, ubicada en el Lote N’ 74 del Barrio Los Plateados, en la localidad de Sumalao (Valle Viejo).

Luego de irrumpir en la morada, conjuntamente con personal de la División de Operaciones Especiales Kuntur, los investigadores encontraron oculto en el interior de un bolso de tela un pan compactado con una sustancia tipo polvo de color blanco, que al ser sometida a la prueba de campo correspondiente lograron establecer que se trataría de 1 kg. de cocaína de máxima pureza, conocida como “alita de mosca”, apta para preparar unas cuatro mil dosis, que quedó en calidad de secuestro al igual que una importante suma de dinero en efectivo, discriminada en billetes de distinta denominación, 11 cartuchos calibre 9 mm., un cargador y un cartucho calibre 22 mm., dos teléfonos celulares marcas LG y Samsung respectivamente, y un automóvil Volkswagen Bora de color negro, informaron fuentes policiales.

Finalizada la medida Judicial, quedaron en calidad de detenidos dos hombres de 43 y 46 años de edad, uno de ellos oriundo de la provincia de Tucumán, quienes fueron  alojados en la dependencia policial sospechados de ser los presuntos autores de comercializar estupefacientes al menudeo, quedando con este procedimiento totalmente desbaratado este punto de venta de drogas.