Un serio accidente sufrieron Federico Mantarás y Toti Flores, dos pilotos de conocida trayectoria que este sábado a las 13 realizaban un vuelo entre La Cumbre y Cosquín. Por causas que se desconocen, perdieron el control del paratrike cayeron fuertemente contra el piso.

Con distintos traumatismos, algunos de gravedad, ambos fueron rescatados con vida con la asistencia de bomberos y médicos. Ambulancias los trasladaron a hospitales poco después del accidente.

Según pudo averiguar El Doce, Mantarás, de 46 años, sufrió serias heridas: debió ingresar al quirófano por una fractura expuesta en un dedo, que corre riesgo de ser amputado, y padeció la fractura de dos vértebras cervicales que pondría en riesgo la movilidad de sus miembros inferiores. Está sedado y hasta la tardenoche del sábado seguían evaluándolo.

Por su parte, López pelea para recuperarse en un sanatorio de Córdoba capital. No se han conocido mayores detalles de su estado hasta el momento.