El reconocido gaucho participó siempre que pudo en el campo de jineteada del Festival de Doma y Folclore en Valle Viejo. 

Hoy con 80 años falleció tras permanecer varios meses enfermo. 

Raúl Olivero tenía 80 años y hace 52 trabajaba en los campos de jineteada de todo el país. Fue su abuelo quien desde pequeño lo educó en el ámbito de la medicina, pero también lo crió entre paisanos.

Raúl Olivero, más conocido como «el médico gaucho»,  nació en Córdoba. Desde siempre, es el médico oficial del Festival de Jesús María y participó en numerosas ediciones del Festival Doma y Folclore de Valle Viejo. Como viene de una familia de médicos, el legado fue casi inevitable: desde muy chico ya cortaba cordones umbilicales y daba inyecciones, junto a su abuelo.

Hace 55 años se recibió de cirujano y hace 52 que trabajaba en los campos de jineteada de todo el país.

«Recorro la Argentina cuidando lo más noble: el jinete, el tropillero, el palenquero, el camionero», contó desde Urdinarrain, en diálogo con el programa Tierra Gaucha, el año pasado.