La Copa Argentina regaló otra vibrante definición en la que Estudiantes de Buenos Aires terminó arrebatándole la clasificación a Real Pilar en los penales tras igualar el partido en la última jugada del encuentro.

De arranque, el Monarca se puso en ventaja luego de capitalizar un error en la defensa del Pincha y poner el 1-0 con una muy buena definición de Alan Schonfeld, a los 9 minutos del primer tiempo. El equipo que milita en la Primera C -y llegó a octavos tras eliminar a Vélez y Belgrano- logró contener por buena parte del encuentro a su rival y a los de Caseros le costó generar situaciones para el empate.

Recién en la recta final del partido el Pincha pisó el área rival con peligro, pero se topó tres veces con las grandes respuestas de Sultani, que primero le atajó un cabezazo a Diego Figueroa, luego otro a Matías Gallegos y minutos más tarde sacó al córner un remate fuerte y bajo de Cristian Amarilla, que tenía destino de red.

Pero cuando parecía que la historia estaba terminada, el último pelotazo al área dejó un rebote en la medialuna y desde allí no dudo Lautaro Montoya, que sacó un zurdazo a quemarropas que esta vez dejó sin reacción al 1 del Monarca. Pasado el minuto 51, el Pincha llevó el partido a los penales.

Y desde los 12 pasos tuvo mejor puntería Estudiantes, que metió sus cuatro remates (Hugo Silva, Francisco González Metilli, Cristian Amarilla y Paolo Impini) y celebró tras los yerros de Franco Maraia y Ariel Otermin. Ahora, el equipo que lidera la Zona 1 de la Primera Nacional jugará ante Colón por un lugar en semifinales.