Durante la madrugada del pasado martes, delincuentes se robaron un auto Fiat Duna, de color rojo, dominio BQB 509, que estaba estacionado en la zona del Hospital de Niños.

El vehículo pertenecía a un padre de familia de Las Talitas que permanecía en el nosocomio cuidando a su hija, quien estaba internada.

Con mucho esfuerzo, la víctima había comprado el auto hace algunas semanas para poder trasladar a la niña desde su domicilio hasta el hospital, algo que resulta imprescindible por la situación delicada de salud de la menor.

“Yo me quedo por las noches, cuando termino de trabajar, y mi esposa está con ella durante el día. El lunes llegué como a las 23.30 al hospital y dejé el auto estacionado sobre Ayacucho, entre Rondeau y el pasaje del hospital. Primero pregunté en la Municipalidad si lo había llevado la grúa y me dijeron que no, entonces hice la denuncia en la comisaría y en la brigada, pero hasta el momento no hay nada“, comentó Augusto Ayudarte, según una publicación del diario La Gaceta.

“Lo compré hace un mes, con muchísimo esfuerzo, y ahora no está“, dijo.

Fuente El Diario de Tucuman